La pandemia evidencia la desigualdad que enfrentan muchas mujeres en México

Este 10 de mayo las mamás estarán en su casa cumpliendo con dobles o triples jornadas laborales que aumentan su estrés

Este Día de las Madres será diferente porque se dará en medio de la pandemia que nos agobia, justo en el momento más álgido, cuando se espera que suceda el mayor número de contagios en el país. El 10 de mayo resultará distinto para muchas mamás porque en vez de ser festejadas, estarán en su casa cumpliendo con dobles o triples jornadas laborales que aumentan su estrés, así lo señala la Mtra. Yahaira Ochoa, especialista en políticas públicas y género de Salud Justa Mx.

Las labores domésticas y el cuidado de las hijas, los hijos y a veces de las personas adultas, están a cargo de las mujeres en la mayoría de los hogares mexicanos. Según la Encuesta Nacional de Uso del Tiempo 2014 (ENUT 2014) las mujeres dedican en promedio 29 horas a la semana para cuidar de otras personas, mientras que los hombres destinan a tal fin solo 12 horas; respecto al trabajo doméstico no remunerado, las mujeres dedican casi 30 horas y los hombres 10.

“Antes de la pandemia muchas mujeres ya enfrentaban dobles o triples jornadas laborales: cuidado de hijas e hijos, labores domésticas, además de desempeñar un trabajo remunerado, sin embargo, el COVID-19 agravó esta situación debido a que, sin salir de sus casas, deben cumplir con un teletrabajo, hacer labores domésticas y además cuidar a sus hijas e hijos, ayudarles con las actividades escolares, darles de comer y demás actividades que las y los menores demandan. Esta situación las orilla a estados de estrés y presión emocional”, señaló la especialista.

Existen madres que en la fase de mayor incidencia de contagios de la pandemia se ven en la necesidad de trabajar fuera de sus hogares, arriesgando sus vidas, con miedo de contagiarse y contagiar a sus familiares al regresar a casa. Tales son los casos de quienes trabajan en instituciones de salud, supermercados, mercados públicos, farmacias, servicios de limpieza o venta de alimentos, así como de las mujeres que se desempeñan en medios de comunicación, áreas de seguridad y vigilancia, o que no pueden dejar de dedicarse al comercio ambulante, actividades que no pueden parar.

“La pandemia evidencia la situación de desigualdad que a diario enfrentan muchas mujeres en México, donde la maternidad es una condición que las hace más vulnerables que los hombres. Ser madre aun durante la pandemia, significa responsabilizarse de más trabajo, soportar más estrés y padecer más presión emocional”, añadió Yahaira Ochoa.

El próximo 10 de mayo, las mujeres festejarán llenas de trabajo y estrés, que daña su salud y debilita el sistema inmune [1], el cual tiene que estar fuerte para resistir al coronavirus. “Para las mamás es doblemente difícil cuidar su salud durante la cuarentena, ya que anteponen la protección y el cuidado de sus familias, inmersas en la vorágine de actividades diarias. Por esto es importante que personas e instituciones contribuyan a mejorar la situación de las mujeres”, dijo.

“Las desigualdades de trabajo en el hogar se resuelven cuando se establecen dinámicas en las que participen los hombres y lo demás integrantes de las familias para distribuirse las labores domésticas y de cuidado. Fuera del hogar, se requieren políticas públicas con perspectiva de género para resolver este problema público y social y con ello tener una mejor calidad de vida, digna de celebrar” finalizó.

Acerca redaccion

También te puede interesar

Se ha vendido el 69.65% de los billetes para la rifa del valor comercial del avión presidencial.

El director de la Lotería Nacional, Ernesto Prieto Ortega, informó que se han vendido 4 …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *