La arrachera fue “inventada” en México

Antes de los setentas, la arrachera no se llamaba así y era un corte despreciado. Desde hace unos años se ha vuelto de los cortes más populares en México, es común encontrarla ya marinada en el supermercado y en los restaurantes de carnes. Pero la arrachera en realidad es mucho más compleja, es más que un simple corte, es un músculo y no fue hasta los setentas que los mexicanos empzaron a comerla.

¿De dónde viene la arrachera?

Viene del diafragma de la vaca, un músculo que se contrae y tiene como función separar tórax del abdomen —en los humanos es el músculo que nos produce hipo—. Es un tejido blando, lleno de ligamentos y nervios, por lo que cuando está cruda suele ser fibrosa y dura. Sin embargo tiene una buena cantidad de grasa, lo que la vuelve particularmente sabrosa y su precio es bajo en comparación con otros cortes que tienen un estructura similar.

¿Cómo la suavizan?

Debido a su textura fibrosa este corte tiene que pasar por algún proceso para suavizarla, existen dos que son muy comunes. El primero es tenderización, en el que le cortan los ligamentos y nervios y retiran la membrana que lo recubre, esto hace que el corte se vuelva más suave. El segundo es por medio del marinado, en el que usan distintos líquidos como: vinagre, aceite de olivo, ablandador de carne y otras especias para que la carne se vuelva más suave.

Te puede interesar:

Bares y antros podrán cambiar su giro para operar

¿Por qué consumimos arrachera?

Antes este corte era desperdiciado, incluso en algunas carnicerías lo regalaban. Pero el empresario regiomontano José Inés Cantú fue quien introdujo la arrachera en México. En la década de los setenta se dedicaba a viajar a Texas para traer cortes de alta calidad a restaurantes de Monterrey y durante uno de sus viajes a Laredo en el año 1973 conoció este corte de gran sabor.

En Estados Unidos también era un corte barato —incluso lo usaban para hacer salchichas—, así que inmediatamente vio la oportunidad de negocio, además al ser un músculo pudo ingresarlo como vísceras pagando mucho menos en aduana que con los cortes de mayor calidad.

Comenzó a servirlo en su restaurante llamado El Regio y para guardar el secreto del descubrimiento le inventó un nombre al corte: arrachera. La palabra proviene de la palabra francesa arracher y hace referencia a la cuerda con la que amarran la silla a la panza a los caballos, era un término que Inés recordaba de su infancia.

El corte se volvió tan popular que otros restaurantes comenzaron a pedir arrachera a sus proveedores de carne, pero al ser una palabra inventada no daban con esa parte del animal. Don Inés logró mantener el secreto por cinco años pero la fama del corte siguió creciendo. Más tarde otros restaurantes del norte del país comenzaron a servir arrachera también y la palabra fue integrada a la Real Academia de la Lengua Española.

Con información de: Fernanda Castro, foodandwineespanol.com

SGR

Te puede interesar:

¿Qué salas de cine están abiertas en CDMX?

Acerca redaccion

También te puede interesar

Falleció Manuel “El Loco” Valdés a los 89 años

Manuel “El Loco” Valdés falleció hoy a los 89 años de edad, en su casa …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *