Vayamos por el rescate ambiental del Bosque de Chapultepec

Por: M. en C. Héctor Lugo Salazar

Más de veinte millones de ciudadanos que habitan la metrópoli de la Ciudad de México; se afectarían, si el emblemático Bosque de Chapultepec pierde o merma su carácter recreativo.

Este extraordinario espacio recreativo de más de 686 hectáreas, acentúa cada vez más su deterioro, tanto de su estructura física, como de sus espacios verdes; por ello, el Consejo Rector Ciudadano del Bosque de Chapultepec se puede constituir en un magnifico instrumento, por el cual se haga viable la sustentabilidad ambiental del más grande espacio recreativo del país.

En esta tesitura, la gestión integral de las instituciones del gobierno de la Ciudad y las del gobierno federal involucradas, hacen imperativo, que se lleve a cabo un “Convenio Marco de Colaboración Institucional”, para que sin ningún financiamiento, se logre la sustentabilidad ambiental del Bosque de Chapultepec.

Lo anterior solo requiere del aprovechamiento de sinergias de las instituciones involucradas en la solución de lo que considero, son las medidas más destacadas para acrecentar el potencial recreativo del Bosque de Chapultepec, como son:

1.- Llevar a cabo la georreferenciación del espacio territorial del Bosque de Chapultepec, por el que se viabilicen las siguientes actividades.

  1. a: La identificación espacial de cada acción en el Proyecto Chapultepec.
  2. b: La identificación de las poligonales de las propiedades irregulares que se encuentran en las barrancas de la Tercera Sección y se rescaten, los predios invadidos para su integración al patrimonio territorial del Bosque de Chapultepec.
    En esta tarea, puede apoyar tanto la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial de la Ciudad de México (PAOT), como la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).
  3. c: Se limpien las barrancas de la Tercera Sección, debido a que son filtros de recarga al acuífero.
  4. d: Se lleve a cabo la definición de los espacios geográficos, para que la Comisión Nacional de Áreas Protegidas (CONAP) los inscriba como un espacio protegido.

2.- Se establezcan los procesos administrativos para la recolección y deshechos de basura, de conformidad con la normatividad de la Secretaría de Salud (SS).
3.- Para el manejo y combate a la fauna nociva, se establezcan en todo el Bosque de Chapultepec, los criterios de sanidad que dicte la (SS).
4.- Llevar a cabo un programa para forestar y reforestar las tres secciones del Bosque de Chapultepec, bajo los criterios que establezca la Comisión Nacional Forestal (CONAFORT)
5.- Llevar a cabo los programas permanentes en el mantenimiento de la infraestructura inmobiliaria y de los espacios verdes, de todo el Bosque de Chapultepec
6.- Se lleve a cabo un programa de vigilancia y monitoreo de la calidad del agua de los lagos del Bosque de Chapultepec. Por su competencia institucional, la SS y Comisión Nacional del Agua (Conagua), pueden apoyar con estas acciones, en la prevención de enfermedades infecciosas y daños a la salud de los usuarios.

Resumen:
Todas estas acciones son factibles de llevarse a cabo sin ningún gasto, porque son competencia de las instituciones involucradas; quienes sin duda, colaborarán en la noble causa de hacer del Proyecto Chapultepec, un éxito de sustentabilidad económica, social y ambiental, en favor de las generaciones futuras.

Te puede interesar:

CONagua & SINagua

Acerca redaccion

También te puede interesar

El libro de la semana: Inmunología molecular, celular y traslacional

ADELANTO Incluimos en exclusiva para LaSalud.mx el capítulo “Respuesta Inmunológica en la enfermedad por Sars-CoV-2 …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *